El muro que rompe los ojos

¿Por qué será que los ojos se niegan a ver lo que rompe los ojos? (Eduardo Galeano) Click Para Twittear

Entre los muros (de Berlín)

Érase una vez un mundo. Durante un tiempo, se pensó que ese mundo era plano, que se extendía basto y sin límites como la imaginación que lo conjuraba y que era el centro mismo de la existencia, del universo. Muchos murieron con esta creencia y otros, tal vez no tantos, murieron por defender la contraria: que el mundo era redondo y tenía fin y giraba alrededor de un astro.

Por lo tanto, érase una vez un mundo que es redondo, que gira alrededor del sol, que tiene fin y que se parte en dos. Que se quiebra en dos mitades que ningún puente se atreve a salvar, extendiéndose así un abismo entre ambas. Un muro. Este muro rompe el mundo pero es invisible. Esta invisibilidad no supone su inexistencia, pero… ¿qué podemos hacer para enfrentar un muro que no podemos –que no queremos– ver? Durante años, siempre que no hemos podido derribar muros, los hemos pintado. Pero, decidme, ¿qué hacemos cuando los muros son invisibles? (más…)

Leer Más

La sinceridad por bandera

I have pretended to go mad in order to tell you the things I need to. I call it art. Because art is the word we give to our feelings made public. And art doesn’t worry anyone.

—Iain Thomas

Empiezo hablando de arte porque mi sinceridad nació escribiendo. Porque una vez descubrí que si configurabas tus sentimientos en forma de palabras nadie parecía darse cuenta que aquello que contabas eras tú y no algo ajeno. Que podías gritar y llorar a todo pulmón por aquello que te dolía pero nadie veía tus heridas abiertas en cada punto y seguido, tu corazón en cada punto y final. Se convirtió en un escudo y un desahogo. En un poder decir y sangrar todo aquello que necesitaba sacar de dentro de mí y que nadie iba a juzgarlo si salía en forma de arte. En forma de palabras. (más…)

Leer Más