¡Bienvenidos, humanos!

“El espíritu humano es la capacidad de afrontar la incertidumbre del futuro con curiosidad y optimismo. Es la fe en que los problemas pueden solucionarse, en que las diferencias pueden resolverse. Es un tipo de confianza, pero frágil”

-Génesis, Bernard Beckett

Curiosidad, optimismo y fe son también las tres cosas que me traen aquí hoy. Que me han traído aquí siempre. Curiosidad por todo aquello que tengo en mi interior y quiero compartir con vosotros pero sin duda también con aquello que vosotros compartís conmigo. Optimismo, desde luego, hace falta para pensar que aquello que yo os puedo ofrecer va a interesaros y que aquello que vosotros tenéis vais a querer compartirlo conmigo. Pero así somos las personas, ¿verdad? Nos movemos por fe. Escribo por fe hoy. Fe en que vosotros leáis esto, en que os guste y en que me lo digáis. Fe en que todo lo que tengo sea suficiente para compartirlo y que así pase a formar parte de otras personas también.

Bienvenidos, humanos, a este salto de fe. Al vacío. Espero que vosotros tendáis la red.

¿Quién (o qué) es Just A Bullet?

¿Quién soy? Qué pregunta tan tonta y filosófica que es esta, ¿no? Ja, ja. ‘Just A Bullet’, como algunos de vosotros ya sabéis, que es un nombre que lleva cierto tiempo acompañándome y que no deja de definir quién soy o quién quiero ser. Tengo una ligera y tal vez seria obsesión con las balas y sus metáforas. Soy así de agresiva, a veces. Quiero decir, esto no es más que un pequeño rincón en la gran e inmensa red. Quiero decir: esto soy yo. ¿Y qué es esto?

Esto es mi forma de deciros que hace ya más de cinco años que llegué a internet y decidí abrir un blog y me bauticé a mí misma como Bullet. En aquel momento fue una corazonada de una niña de quince años. Y hoy es una declaración de intenciones. Solo una bala quiere decir que no soy más que eso, una bala en el vacío, una bala perdida. Y también quiere decir que soy todo eso, una bala en el vacío, dispuesta a acertar en el blanco.

Es por esto que puedo decir que ‘Just A Bullet’, solo una bala, responde a todo eso y a algo más. Responde a mi forma de ser, a todas las metáforas con las que me identifico, a mi pasado y a mi presente. A mi comienzo en Internet y a mi continuidad en la red. Es el nombre que mi niña pasada escogió por mí cuando decidí colocar partes de mí, partes importantes y casi sagradas, en la red y con las que descubrí cosas importantes también y fantásticas. Con las que descubrí, sobre todo, personas. Porque si algo me ha dado, y espero que siga dándome, Internet son personas. Sois vosotros que leéis esto, que comentáis, que existís. Vosotros, que también compartís partes vuestras conmigo. Internet, para mí, es sinónimo de reciprocidad. Porque esto existe porque vosotros existís y lo leéis. Y os doy las gracias por formar parte de ello. Aunque acabe de comenzar.

Sin título-2

He de contaros un secreto: aun no tengo muy claro el camino exacto que pienso seguir. He trazado un patrón, pero no sé si será suficiente o acabaré por saltármelo. Porque hasta donde yo sé, no son los mapas los que construyen el mundo, si no que el mundo hace que se dibujen los mapas. Sí, nosotros llegamos y trazamos planos sobre los que luego construimos. Y eso haré. Pero no sé si mi propia naturaleza saldrá a mi paso y me impedirá continuar por donde yo pensaba trazar una autopista, y se me tragará el barro, y tendré que construirla por el cielo. Quién sabe qué pasará. Me gusta la incertidumbre. Aun así, os presento mi plano, mi patrón, mi guía a seguir.

Por ahora, normalmente alternaré entre distintos temas que voy a ir recogiendo en cuatro etiquetas principales: escritura, fotografía, personal y comunicación. Mejor os lo explico con un poco más de detalles:

  • ¿Escritura?  Aquí incluiré entradas de dos tipos: o en las que simplemente haya un texto, un relato, un poema o cualquier cosa escrita por mí que quiera compartir o, tal vez, entradas en las que explique cosas sobre mi proceso de escritura o en las que simplemente os haga partícipes de peleas con el Word.
  • ¿Fotografía? Tampoco hay mucho que detallar, simplemente compartiré sesiones que haya hecho y sobre las que quiera contar algo en particular, imágenes o fotografías que me gusten y que quiera compartir, ¡y quién sabe qué más!
  • ¿Personal? Esta, queridos humanos, es la etiqueta que más debéis temer puesto que puede incluir desde contaros mi vida en verso hasta temas de actualidad sobre los que quiera opinar, un viaje que haya hecho o que esté planeando. O, en fin, mi vida.
  • ¿Comunicación? Como periodista en prácticas intentando acabar la carrera, aquí os contaré cosas curiosas que he ido aprendiendo a lo largo de estos años, cosas que aprenda y me resulten interesantes o, bueno, ¡temas de los que me apetezca hablar con vosotros!

¿Cada cuánto tiempo actualizaré? Pues mi propósito con este blog es actualizarlo… cada semana como máximo, si es posible. Y, a medida que vaya teniendo más contenido y tenga más clara la línea que iré siguiendo, es posible que añada más contenidos como newsletters, descargables, etc. ¿Quién dijo incertidumbre?

Y creo que, por suerte o por desgracia, ¡esto es todo por ahora! Mañana más y mejor con la primera entrada de verdad de el blog, ya que esto ha sido más bien una especie de precuela a lo que vendrá después. ¡Muchas gracias por haber llegado hasta aquí, por leerme y por estar dándome un pedacito tan valioso de vuestro tiempo, humanos! Si queréis saber algo más sobre mí podéis hacer click AQUÍ o en la pestaña “About me” del menú superior. ¡Estáis todos más que invitados, también, a visitar mi galería! Y, si queréis algo más, siempre podéis recurrir a las redes sociales 

facebook2  instagram19   linkedin   twitter  manager

4 thoughts on “¡Bienvenidos, humanos!

  1. Tienes un arte para hacer hasta presentaciones que lo flipas. Me encanta el sitio :)
    (Y aunque todos sabemos que lo que más me gusta es leerte, me tragaré cada entrada que pongas, sea de lo que sea).
    ¡Un beso muy fuerte!

    1. Me he ido y he vuelto tantas veces que he hecho de presentarme un arte. ¡Gracias! A mí, por supuesto, me encanta que te encante.
      (Podrás leerme más de lo que crees, pero es maravilloso saber que, aunque no sea así, leerías lo que fuera ❤)
      ¡Un abrazo enorme!

  2. Oh. OH. OHHHHHHHHHHHHHHHHH. Menudo forma más cálida de terminar un domingo.
    No me puedo creer que estés aquí (o que yo esté aquí, comentando jaja). De nuevo. Con un blog tan… distinto. Quiero decir, te leo desde hace ni se sabe. Tengo tu relato “2270: así llamamos al Infierno” impreso y siempre a mano no sólo porque me ofrecí a leerlo y darte mi opinión, sino porque me ha servido de inspiración y siempre me ha sacado una sonrisa (bueno, más bien unas cuantas lagrimillas).

    Bueno, te deseo mucha suerte y estoy deseando ver (y leer, of course) con qué nos sorprendes 😉

    ¡Un saludo!

    1. Durante un momento no he sabido cómo reaccionar cuando he sabido (o, mejor dicho, recordado) que tienes 2270 impreso. Cuando me he acordado de la historia, como aquel que dice. ¿Ves? Eres la prueba viviente de las cosas maravillosas que Internet puede darme. De la reciprocidad de la que hablaba. Y eso es lo que me trae de vuelta. Tal vez con un estilo distinto, sí, pero en esencia sigue siendo lo mismo: compartir(me) con vosotros, y encontrar respuesta. No sabes cuánto te agradezco que sigas aquí, tanto tiempo después. De verdad, muchas gracias ¡y un abrazo enorme! :*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *